El Ministerio de la Felicidad

elministeriodelafelicidad

Álbum: El Ministerio de la Felicidad

Autor: Ángel Petisme

Año: 2014

El Ministerio de la Felicidad, de Ángel Petisme, es un disco que ve la luz en el año 2014. En este álbum, Petisme se autoproclama <<Ministro de la Felicidad>> basándose en el siginificado original de la palabra minister en latín, que quiere decir “sirviente”.  Por extensión etimológica del término minister, la palabra ministro viene a referirse, en un ámbito religioso, a la persona que sirve a Dios, o, desde un punto de vista más pagano, a la persona que sirve a lo público.

Teniendo en cuenta lo dicho, la primera impresión tras escuchar el disco Ministerio de la Felicidad sería reclamar la creación de un nuevo cielo, o de un nuevo parnaso, que esté a la altura de la gran obra musical de Ángel Petisme. Una segunda atención al disco nos serviría para sentirnos dichosos, como parte de ese ente público que somos, por poder disfrutar de un álbum que emana poesía en todas y cada una de las letras de sus canciones.

Petisme, además de cantautor, es una poeta que no es capaz de quitarse su traje de poeta (si acaso existe una ropa que vista a uno de poesía… cuando realmente es ésta una manera de desnudar al que la escribe) a la hora de componer canciones. Ejemplos de saber encerrar la belleza en una letra los tenemos en canciones como El vino de las piedras, Una vela en la oscuridad, Lo que vino y se fue, El mar color de vino o la maravillosa Mensaje al futuro que cierra el disco de la mejor manera posible. Pero el Ministerio de la Felicidad no es, aunque podría serlo, un poemario, sino una obra sonora, y con esto quiero decir que los buenos versos se mezclan con músicas de toda índole: como los acordes eléctricos y llenos de rabia de la canción Además nos votaréis (canción que refleja perfectamente la situación político-social del estado español, y en la que Ángel cuenta con la colaboración de El Drogas y Kutxi Romero), o como los sonidos más tradicionales en el vals Jean Seberg o en la melodía entrañable de Mi gitante preferido (canción que Petisme canta a su hija). Y si hablabamos de belleza lírica en las composiciones de Ángel Pestisme habría que resaltar el mérito que tiene el aragonés en convertir lo feo en bello y el humor en amor; esto lo vemos en el tema Ecce Homo, donde Petisme metafóricamente habla del famoso Ecce Homo (cuadro de la localidad de Borja, que fue restaurado con un resultado un tanto desafortunado con respecto a su aspecto original) para hacer toda una declaración de intenciones a esa mujer que le restaure y le haga ser toda una obra de arte (‘haz de mi cariño una obra de arte, o darte maña y tino en destrozarme’).

Si poco a poco, repasando canción a canción casi la totalidad de la disco Ministerio de la Felicidad, hemos ido diciendo que es éste un LP lleno de hermosas letras y con una sonoridad magnifica, no puedo resistirme a hacer una mención especial a la canción Virgen de los Peligros. Es ésta una canción, cruda y combativa, que habla de uno de los males actuales del estado español: los deshaucios. Desde el primer segundo, con el testimonio de una mujer deshuciada, esta canción eriza la piel del oyente. Petisme consigue en este tema ser, como buen poeta, cronista de su tiempo y denunciar, de la mejor manera posible que es cantando, una injusticia de magnitud inombrable.

Es, en resumen, el Ministerio de la Felicidad de Ángel Petisme un gran disco. Un puñado de canciones que dejan al oyente más que satisfecho, y que hacen pedir a gritos que el cantautor maño renueve eternamente el título de Ministro (sirviente) de la Felicidad porque se lo ha ganado con creces. Personalmente con el álbum entre mis manos sólo puedo suspirar de gozo y repetir mentalmente, a modo de mantra, ese verso que dice ‘en mi corazón ya la lluvia ha aprendido a bailar’.

Bookmark the permalink.

One Comment

  1. Pingback: Mi gigante preferido. Nuevo videoclip de Ángel Petisme | El corazón al viento

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *