#encuentroismaelserrano

“Cariño, esta tarde me tengo que quedar un rato más en la oficina, llegaré tarde a casa” ha sido tradicionalmente una de las disculpas más usadas a la hora de cometer una infidelidad (matrimonial). Los malabaristas de la mentira han usado la oficina, el tenerse que quedar allí trabajando más horas de las necesarias, como ficticio lugar de reclusión mientras se divertían fuera de ella. Es curioso como el pasado jueves 12 de marzo dimos la vuelta a lo dicho anteriormente.Porque el pasado jueves 12 de marzo no fue la oficina un lugar ficticio usado como disculpa para estar en otro lado, sino que la oficina de Sony Music en Madrid fue el sitio donde una veintena de personas fuimos a divertirnos. El pasado 12 de marzo la oficina no fue usada por infieles como mentira para colmarse en el arte de la desfachatez y del engaño, sino que fue uno de los tipos más fieles (a sus ideas) y honestos del panorama musical quien hizo uso de la oficina para responder preguntas y cantarle a la verdad. El pasado 12 de marzo pudimos disfrutar de un encuentro con Ismael Serrano (#encuentroismaelserrano) en las oficinas de Castellana 202 de Sony Music.El pasado 12 de marzo en un lugar destinado al negocio y a la economía, como es una oficina, se creó, magicamente, un espacio temporal de sensibilidad y sentimiento. IMG_0162IMG_0164IMG_0165

El acto fue presentado por Edu Galán (de Revista Mongolia) quien, con gran maestría y sentido del humor, fue formulando a Ismael Serrano preguntas recibidas a través de e-mail y redes sociales, así como dar paso a las preguntas de los asistentes en el auditorio de Sony Music. Además de responder a las cuestiones que se le plantearon, el cantautor vallecano, acompañado por Jacob Sureda al piano, interpretó las canciones Rebelión en Hamelin, Absoluto, Ahora que te encuentro, La llamada y una versión de Peces de ciudad (de Joaquín Sabina). El encuentro se pudo seguir en streaming a través de youtube.

Comparto con los lectores de El corazón al viento el vídeo del #encuentroismaelserrano.

Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *