Patricia Lázaro en La Fídula (16 julio 2015)

Artista: Patricia Lázaro

Lugar: La Fídula (c/Huertas 57, Madrid)

Fecha: 16 julio 2015

Digamos que era 16 de julio, y además podríamos decir que también era jueves. Digamos que Madrid lloraba una lágrima de sudor en todas y cada una de sus esquinas. Digamos que, pese al calor y a las ausencias que el verano dibuja, o más bien desdibuja, en la ciudad, en La Fídula se registraba una gran entrada para el concierto de Patricia Lázaro.

Digamos que La Fídula es un buen lugar para conciertos, un sitio agradable con buen sonido, y a la vez digamos que cuando en un lugar así se sube al escenario alguien con tanto talento como Patricia Lázaro el lugar se rinde ante el momento y el momento se rinde ante el recuerdo, que queda en los asistentes, de un gran recital. Digamos, como ya hemos dicho, que Patricia tiene un gran talento, personalidad en sus canciones y carisma sobre las tablas, y también digamos que si se hace acompañar de un músico como Raúl Marques todo adquiere una dimensión maravillosa. 20150716_225559Digamos que Raúl más que un músico es un camaleón: un ser capaz de mutar de color musical (lo mismo toca la guitarra eléctrica, que la acústica, que la trompeta) e integrarse en el paisaje (de las canciones de Patricia Lázaro) para hacerlo más bello y exótico. Digamos que con estos factores anteriores el concierto de Patricia el pasado 16 de julio en La Fídula fue una maravilla. Una noche en la que Patricia compartió las canciones de su primer y gran disco Todo irá bien Mamá, así como un par de versiones y alguna canción inédita. Añadido a esto también se pudo disfrutar de un momento precioso cuando Bruno Bonacorso subió al escenario para compartir con gran complicidad dos canciones con Patricia Lázaro. Digamos que el álbum de debut de Patricia merece ser escuchado una y otra vez, ya que las diez canciones que lo componen sorprenden sonando cada una diferente a la otra pero a la vez todas ellas tienen el sello inconfundible de la artista sureña. Y digamos que se suele decir que las canciones de un disco “hay que defenderlas en directo”, pero lo que hizo Patricia Lázaro el 16 de julio en La Fídula no fue una defensa sino un ataque directo, y certero, para declararse ganadora en cualquier posible guerra de dudas e incredulidad musical.

Digamos que fue más que un gran concierto, y digamos, ya para terminar, que Patricia (bien por el calor de julio, o por el calor de los focos o por ambos) sudaba en el escenario las lágrimas de la felicidad de los asistentes. Digamos que tras escuchar a Patricia Lázaro en directo nos quedamos sin habla. Digamos que nos quedamos sin nada que decir pero con tanto por contar…

Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *