Dani Flaco en Sala El Sol (11 marzo 2016)

Artista: Dani Flaco

Lugar: Sala El Sol ( C/ Jardines 3, Madrid)

Fecha: 11 marzo 2016

A esa hora en la que iba a empezar el concierto de Dani Flaco, 22 horas del pasado 11 de
marzo, en la calle Jardines había una gran cola de gente que desde la puerta de la Sala El Sol llegaba hasta la calle Montera. Cientos de personas esperando para poder entrar a ver el concierto de Dani Flaco. En el bar de al lado a la sala, el camarero, entre “oiga-jefe-un-par-de-botellines” y el servir tapas y cobrar cuentas, mascullaba entre dientes algo que venía a decir que siempre es la misma historia: los de la sala contigua a su bar no dejan entrar a la gente hasta pasada la hora para crear expectación y dar que hablar. A esa hora la luna ya le había ganado la disputa al sol, y la noche empezaba a planear cómo proponerle un affair a la aurora. A esa hora que abren las discotecas, al menos la Sala El Sol,y la Gran Vía se atasca, Dani Flaco, junto a sus músicos, aparecía como una bala perdida que va a alguna parte por la Calle Jardines rumbo a la Sala El Sol. A esa hora en que los vecinos confusos se saludan, y los fans dudan si decirle a su artista favorito un “hola” tímido o un “ahora-te-vemos-y-mucha-mierda” eufórico. A esa hora.

Con una Sala El Sol repleta hasta arriba se presentaba Dani Flaco el pasado 11 de marzo. Era momento de celebrar un décimo aniversario sobre los escenarios y lo hacía bien acompañado: Txetxu Altube a la guitarra, Miguel Ballester a la batería, Jordi Cobre al bajo y David Sam en teclados.IMG_2061 Aplausos al artista cuando sube al escenario, buenas noches, y decir que el concierto va dedicado a tres personas: Domingo, Paquita y Marta. Arranca la música, Guarda silencio, aplausos, se calienta el ambiente y Daños colaterales pone la chispa que faltaba al incendio que se estaba barruntando. Dani avisa que no todo va a ser tan movido, que ya llegarán las lentas, la gente ríe y las sonrisas se hacen amplias con los primeros acordes de una canción del disco debut: Princesa de subterfugio. A ras de suelo, No seamos enemigos, que para amigos ya están los integrantes de la banda. Complicidades entre Dani Flaco y David Sam y algún guiño al magnífico Txetxu Altube. Entonces Desaparecio y el artista catalán que tras el cristal de las gafas cierra los ojos al cantar, como si quisiera atrapar la eternidad de la gloria, del aplauso, del calor del público… El cor per la boca y un torpe silbido suena entre el público, pensemos que de ironía y algo guasón, porque el catalán es una lengua hermosa y mucho más lo es la canción que sujeta belles paraules. Comienza la sala a saltar y a enloquecer con las guitarras iniciales de Salida de emergencia. Enloquece del todo la sala cuando corea el estribillo de la canción que daba título al primer disco del catalán.

IMG_2064Los músicos abandonan el escenario y Dani Flaco invita a subir a Javier López de Guereña. Juntos cantan la maravillosa canción Nos ocupamos del mar de Javier Krahe, maestro de uno y amigo de otro… y quizá viceversa. Sólo a guitarra el cantautor de Hospitalet de Llobregat regala al respetable la tierna De quicio, y acto seguido firma uno de los mejores momentos de la noche al cantar a dúo Actores secundarios junto a Txetxu Altube. Otra piel, y más aplausos, El mayor de todos mis miedosCincinnati justo antes de  Nomeolvides, y más aplausos, y Secretos de sumario y la gente canta Corazón en bancarrota. Y la gente canta Corazón en bancarrota. Y la gente canta. Y los músicos dejan de tocar. Y la gente corea el final de Corazón en bancarrota. Y Dani se acerca al borde del abismo, y no me refiero al extremo donde acaba el escenario… me estoy refiriendo al abismo que hay entre el subidón de la felicidad y la calma que tiene ternura de la emoción o quizá la calma que esconde tras de si la belleza. Y Corazón en bancarrota. Y el coro. Y el corazón inmune a cualquier bancarrota.

Pero el concierto no podía acabar ahí; no por insuficiente porque había sido un recital majestuoso, sino porque el público quería más y así lo pedía. Sale Dani Flaco, sólo con su guitarra, y llena el escenario con la voz y los acordes de Si quieres. Salen los músicos y despiden con Llego la primavera y Esa hora. Esa hora. ¿Qué hora era? Los relojes se habían parado. A esta hora que el olvido no hace más que recordar. Y se vuelve a atascar la Gran Vía. A esa hora se hacen 10 años de Dani Flaco sobre un escenario buscando otro próximo donde cantar.

 

 

Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *