Concierto en la Fídula, Coppel y sus mecenas: Los nobles salvajes

Artista: Iñigo Coppel

Lugar: La Fídula ( C/ Huertas 57, Madrid)

Fecha: 17 marzo 2016

Parece mentira que hayan pasado ya tres semanas desde que Iñigo Coppel presentara en La Fídula el crowdfunding del que será su nuevo disco: Los nobles salvajes. Parece mentira que la promesa que me hice a mi mismo de “después de Semana Santa publico la crónica del concierto y hablo del crowdfunding” se haya casi diluido en la mezcolanza de quehaceres y relojes que claudican ante los días. Parece mentira que en unos veinte días el neojuglar Iñigo Coppel haya conseguido reunir el dinero necesario para la grabación y publicación de Los nobles salvajes. Parece mentira que un guitarrista tan escepcional como Coppel presentara, en aquella noche del 17 de marzo en La Fídula, unas cuantas canciones a voz, sin su guitarra voladora, posando cada verso en el violín de Manu Clavijo y en las notas que echaban a volar desde el piano de Jairo Martín. Parece mentira que pudiera encontrar algo de Javier Krahe en Coppel y en su manera de cantar el tango Éramos tan jóvenes. IMG_2106Parece mentira que aún me tiemble el pulso cuando recuerdo todo lo que me emocionó escuchar la preciosa canción Las luces de Atocha. Parece mentira que uno escuche un disco de principio a fin y no pueda rebobinar y volver a escucharlo de nuevo una y otra vez. Parece mentira que un título tan disparatado como Blues hablado sobre la propuesta de ley para soltar leones persas en las calles de Madrid sea un crítica tan bien hilvanada a la sociedad en la que vivimos. Parece mentira que tantos acordes, la razón de esa cantidad la tiene Iñigo Coppel, sean armonía, la razón de esa cualidad la tienen Manu Clavijo y Jairo Martín, y hagan de un buen texto una gran canción que se llama Mujer de Père-Lachaise. Parece mentira que un cantautor del siglo XXI pueda viajar a la Edad Media y también al siglo XVII para enrolarse en un barco con los piratas de Libertalia. Parece mentira que el 14 de enero sea una canción tan redonda: la intensidad de la música crece junto al suspense del texto transportando al oyente al lugar imaginario donde se podría desarrollar la historia. Parece mentira que a Edu El Rata le fueran tan mal las cosas y al relator de su historia, quiero decir Coppel, le vayan a ir tan bien las cosas en este mundo de la música. Porque Iñigo Coppel tiene la verdad que conlleva el talento. Parece mentira el talento. Parece mentira que todavía quede tanto tiempo para que salga a la luz el disco Los nobles salvajes y yo desee ya tenerlo entre las manos. Parece mentira que aún queden días para participar en el crowdfunding del nuevo disco de Iñigo Coppel y llevarse alguna de las recompensas que se ofrecen. Parece mentira todo. Pero es verdad. Verdad que es verdad, ¿verdad?

Link al crowdfunding de Los nobles salvajes

 

 

Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *