Revolucionando

revolucionando

Álbum: Revolucionando

Autor: Orlis Pineda

Año: 2015

 

En el primero de mayo del año 2000, en la Plaza de la Revolución de La Habana (Cuba), Fidel Castro pronunciaba un discurso donde decía: “Revolución es sentido del momento histórico; es cambiar todo lo que debe ser cambiado; es igualdad y libertad plenas; es ser tratado y tratar a los demás como seres humanos; es emanciparnos por nosotros mismos y con nuestros propios esfuerzos; es desafiar poderosas fuerzas dominantes dentro y fuera del ámbito social y nacional; es defender valores en los que se cree al precio de cualquier sacrificio; es modestia, desinterés, altruismo, solidaridad y heroísmo; es luchar con audacia, inteligencia y realismo; es no mentir jamás ni violar principios éticos; es convicción profunda de que no existe fuerza en el mundo capaz de aplastar la fuerza de la verdad y las ideas. Revolución es unidad, es independencia, es luchar por nuestros sueños de justicia para Cuba y para el mundo, que es la base de nuestro patriotismo, nuestro socialismo y nuestro internacionalismo”.

Revolución es sentido del momento histórico. Revolución es cambiar todo lo que debe ser cambiado. Revolución es emanciparnos por nosotros mismos y con nuestros propios esfuerzos. Revolución es es modestia, desinterés, altruismo, solidaridad y heroísmo. Revolución es luchar por nuestros sueños de justicia para el mundo. Por todo esto anterior no me extraña que el disco de Orlis Pineda se llame Revolucionando, ni tampoco me extraña que al escucharlo me haya venido a la cabeza el discurso de Fidel transcrito al comienzo de este texto.

Orlis Pineda combina perfectamente la palabra y el mensaje. Esto quiero decir que sabe transmitir y plasmar ideas, denuncias y críticas sin perder la compostura de la letra bien escrita. Sabe denunciar sin ser panfletario. Y además a ello hay que sumar el color musical que siempre impregna a sus canciones combinando ritmos cubanos, con melodías más propias de cantautor y con registros del rap e incluso del rock en su vertiente más cercana al punk. Orlis, quizá por su cualidad de cubano afincado en el Estado español, sabe juntar las piezas del puzzle (lírica, mensaje certero, ritmos caribeños, músicas más tradicionales) y hacernos ver un paisaje que nunca nadie hubiera imaginado. El disco Revolucionando está compuesto por 9 canciones, todas ellas compuestas por Orlis Pineda salvo una versión, eléctrica y potente, de la mítica canción tradicional de Cuba: Guantanamera. Ya desde que comienza a sonar el álbum, con la canción que le da título, y de fondo se oyen los sonidos propios de una manifestación y sirenas de policía, el oyente ya se pone alerta a ver lo qué va a escuchar. Revolucionando deja claro las intenciones del autor, sus ganas de conversar con su propio tiempo para intentar entenderlo y también para darse a entender. Sentir el momento histórico. Disparando luz es el segundo corte del disco y el comienzo con ese coro “vengo disparando luz, disparando vengo, ¿y qué piensas tú?” ya transmite una fuerza que se complementa con una letra cargada de intenciones. Pasa igual en la canción Definición, donde también Orlis muestra la fotografía de lo que se ve para poder inventar entre todos la cámara de fotos con la que ver un paisaje mejor. Revolución es cambiar todo lo que debe ser cambiado. Las canciones Alma de construcción masiva, así como la versión de Guantanamera y Añoranza cubana traen aires de malecón, ron y melancolía isleña. Aunque más íntimas, o quizá sería más correcto decir más personales, siguen teniendo esa fuerza de mensaje de todas las creaciones de Orlis Pineda. Revolución es emanciparnos por nosotros mismos. Kiza la republicana, con esa intro tan evocadora con el Himno de Riego, es alegato al amor, un retrato de alguien tan anónimo como tan lleno de nombre propio con la primera letra en mayúsculas, una manera de cantarle al ser querido sin olvidar el entorno social, los sueños y la ideología. Revolución es heroísmo. El lugar de la vida cierra el disco de la mejor manera posible: un son cubano a la manera tradicional con su estribillo y sus coros; una historia del cubano emigrado a la gran ciudad que cantando a sus rutinas y sus añoranzas encierra tras sus palabras un mensaje de reflexión sobre el rumbo que la sociedad y el mundo te hacen tomar. Mención especial quiero hacer para la canción Reparador de Arte. Posiblemente un homenaje en su título a la canción El Reparador de sueños de Silvio Rodríguez, y ciertamente un homenaje necesario para el gran estudioso de la canción de autor el señor Fernando González Lucini. Una canción preciosa y emocionante que cuenta con las colaboraciones de Julio Hdez El Negrosexual, Claudio H, Dani Fernán, Sara VenerosLa Maremoto. Cada estrofa, con todo el cariño y admiración del mundo, la canta una persona diferente para todos acabar en el coro final y hacer de la canción una apología a la alegría.

Revolución es luchar por nuestros sueños de justicia para el mundo. Revolucionando es luchar por nuestros sueños de justicia para el mundo.

Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *