Quique González en el Barclaycard Center (29 diciembre 2016)

Artista: Quique González

Lugar: Barclaycard Center (Av. Felipe II, S/N, Madrid)

Fecha: 29 diciembre 2016

 

(Foto de Esther Gómez)

Me declaro culpable de haber ido al concierto de Quique González, el 29 de diciembre en el Barclaycard Center, predispuesto a que me gustara el show. Pero es que son muchos años escuchando las canciones de Quique… emocionándome con ellas… convirtiéndolas en la banda sonora de muchos momentos importantes de mi vida. Son muchos años viendo a Quique González en directo: en diferentes giras, con diferentes formatos y con diferentes músicos acompañándole. Y es por todo lo anterior que me declaro culpable de que, seguramente como muchos de los que llenaban el recinto acotado del Barclaycard Center, fui al último concierto de Quique González en 2016 con un ánimo muy favorable a ser complacido por la puesta en escena del madrileño. También, por cierto, me declaro culpable de haber ido al concierto con una palpitante emoción al pensar: “¡Joder! ¡Quique en el Palacio de los deportes! ¡Qué pasada!”. Y es que sucede que el que es fiel a un artista y a su música crea dentro de sí mismo un afecto amigo-paterno-fraterno que le hace sentirse orgulloso por los avances profesionales de ese artista; y yo personalmente creo que tocar en el Palacio de los deportes es un punto de inflexión grande en la carrera de un artista, por el aforo (a veces cualificamos mientras cuantificamos) y sobre todo por el elenco de grandes figuras que lo han llenado de acordes en las últimas décadas.

Y tras esa declaración personal que acabo de hacer, también declaro que por mucha inercia hacia el disfrute que tuviera yo, y como digo seguramente la gran mayoría del resto de espectadores, Quique González superó todas las expectativas con un show repleto de fuerza y energía (Los detectives no son una banda… ¡son un bandón!), emoción (cuando Nina canta a los relojes se les caen las agujas como hojas marrones de los árboles en otoño) y sorpresas en forma de canciones que igual no eran tan esperables en el repertorio (como Backliners, Aunque tú no lo sepas o la versión especial de Salitre) e invitados que se inmiscuyeron en el show como si fueran parte habitual de él (remarco especialmente la colaboración de El Drogas haciendo suya la canción ¿Dónde está el dinero?).

(Foto de Esther Gómez)

Como digo Quique González firmó un gran concierto superando cualquier expectativa por alta o ambiciosa que fuera. Gran culpa de ello la tienen Los detectives que complementan de una manera gloriosa las canciones y la personalidad de la voz de Quique. Las guitarras de Pepo López imprimen una fuerza en los temas que arranca las pestañas a cualquiera, y los arreglos de Eduardo Ortega, con guitarrra o mandolina pero sobre todo cuando agarra el violín, son puntos de apoyo para unas canciones que trepan por el aire hasta explotar en el techo del recinto y caer sobre todos los asistentes de una emoción líquida que no moja pero si cala (hasta las huesos). Y luego está Nina… desde que en la tercera canción del concierto cantó Charo, cuando ella se acercó al micrófono de repente todo el pabellón cayó como no había hecho hasta ese momento, hasta que casi al final fue protagonista de los momentos más hermosos de la noche (cuando cantó De haberlo sabido rasgando la noche con los sablazos de su voz y haciéndonos a todos sangrar) la cantante del grupo Morgan fue con sus coros piedra angular del concierto. Y luego también el piano exacto, el bajo que sujeta los terremotos eléctricos y las percusiones que dan fuerza a ratos (por ejemplo en Relámpago o en Tenía que decírtelo) y sensibilidad a otros ratos (como en Kamikazes enamorados o Ahora piensas rápido). Gran banda, grandes invitados (El Drogas en ¿Dónde está el dinero?, César Pop en Relámpago, y David Ruiz de La M.O.D.A. en Y los conserjes de noche y cerrando la noche con un maravilloso Dallas – Memphis) y gran selección de canciones: Detectives, Se estrechan en el corazón, Sangre en el marcador, Charo, Cerdeña, La fábrica, Tenía que decírtelo, ¿Dónde está el dinero?, Te lo dije, Avería y redención, La ciudad del viento, Salitre, De haberlo sabido, Ahora piensas rápido, Orquídeas, Relámpago, No es lo que habíamos hablado, La casa de mis padres, Aunque tú no lo sepas, Backliners, Clase media, Kamikazes enamorados, Su día libre, Y los conserjes de noche, Dallas – Memphis y para finalizar Vidas cruzadas que fue cantada por el público haciendo del último tema del concierto un momento hermoso y emocionante.

Para finalizar sólo diré que me declaro culpable de querer ir al próximo concierto que Quique González ofrezca en Madrid.

Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *