De pana y rubí

el-kanka-de-pana-y-rubi-portada

Álbum: De pana y rubí

Autor: El Kanka

Año: 2015

 

La vida es un conjunto de contrastes. La vida es de pana y de rubí. La vida es áspera y preciosa a la vez. La vida es resultona y también hipnótica cuando la luz se refleja en sus poliédricas caras. Y así lo sabe El Kanka que con su disco De pana y rubí sabe cantarle a lo mundano y a lo magnífico de la vida, y todo ello con su especial sentido del humor, con su optimismo hecho letra y con un abanico de músicas (que van desde el bolero al vals, pasando por la cumbia o por supuesto por la canción de autor) que no pierden la esencia de la música del cantautor malagueño: canciones pegadizas, divertidas y que desprenden energía y buen rollo en cada acorde y en cada frase. El Kanka, como digo, le canta a diferentes aspectos de la vida en De pana y rubí como por ejemplo a la amistad en Para quedarte (con esa estructura de canción que evoca a pensamientos que vienen como fogonazos para construir el relato, reflexión, en el estribillo), a la añoranza en Con las ganas o al amor en la magnífica y sincera declaración de Me gusta  o en el tremendo bolero Querría que tiene la letra de un bolero clásico pero en el estribillo se nota ese toque tan de El Kanka con ese guiño para relatar que todo le sale bien gracias al amor “que ya es primavera en El Corte Inglés, que he pedido una caña y me han puesto tres, que va a ser que se ha puesto de moda el amor otra vez”. En Pudo pasar El Kanka reflexiona, a ritmo de cumbia, sobre el uso que tanto hacemos de la tecnología que al final nos aleja de lo humano de la vida y nos convierte en seres inertes. “Cuando el destino llamó a tu puerta tenías puesto los auriculares” dice la primera frase de Pudo pasar y no podría haber empezado de mejor manera una canción que es un retaíla de descripciones veraces de comportamientos que tenemos y que también vemos a nuestro alrededor. En Ante la duda, aunque en apariencia parece un relato triste, el cantautor andaluz manda un mensaje cargado de optimismo que anima a afrontar retos, salir de la zona de confort y plantarle cara a nuestros miedos. Ay vida mía, un tema cantado junto a Monsieur Periné, encontramos la esencia del disco: la vida es a veces de pana y a veces de rubí… y de tantas otras cosas que van de lo terrenal a lo divino. Se canta El Kanka a si mismo en Llámame fino, en ese currículum personal, que abre el disco y en la que declara que no sabe bailar para así poder explicar al oyente cómo bailar un vals en el penúltimo tema del disco que indudablemente es un vals: Instrucciones para bailar un vals. Y se cierra De pana y rubí con el tema Querría en acústico, un gran tema, que en acústico se hace más feroz y más primeario el mensaje de entrega amorosa, cerrando un buen tercer disco de El Kanka.

Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *