Temporal

Álbum: Temporal

Autor: Guille Dinnbier

Año: 2015

 

Temporal, en contradicción con su título, es un disco que llegó a mi discoteca para quedarse como un fijo de los que más escucho. Es el tercer disco del valenciano Guille Dinnbier un disco redondo tanto en letras, ya que algunas mojan como una lluvia fina y otras te sacuden como una tormenta terrible, y en colaboraciones porque las voces de Jorge Marazu, Carlos Chaouen, Luis Carrillo, Vikxie, Lucas Maciano, José Moreno y Vicky Gastelo complementan con sus diferentes colores la cadencia rockera y sentida que tiene la manera de cantar de Guille Dinnbier.

Canciones con fuerza, con electricidad de guitarras y big band, como Pelirroja, Cat Power (en colaboración con Vikxie haciendo de un tema de amor una canción canalla), el látigo musical de Donde más duele o el tema que abre el álbum, y que bien podría ser ese himno que se canta con el pelo suelto y las caderas enloquecidas, que es Buenos amigos. Operación Dragón (con co-autoría y voz de José Moreno) es un tema básico, desde mi punto de vista, para entender el disco Temporal. Ese sonido que tiene Operación Dragón entre lo acústico y lo eléctrico con una letra que va entre la poesía urbana y el relato costumbrista de las vivencias es la columna vertebral de las composiciones de Temporal. Y si hablamos de electricidad y fuerza, esa tormenta que sacude y abrasa con sus rayos a quien se ponga a bailar bajo el agua torrencial, también debemos mencionar canciones más intimistas, en ese relato costumbrista de la vivencia impregnado de poesía urbana, que son Silvia, Tu condena, Donde quieras naufragar (con Vicky Gastelo) o la magnífica, que la voz del colaborador la hace aún más magnífica, Todos los hombres tristes en la que Guille Dinnbier se acompaña del gaditano Carlos Chaouen. Declararte la guerra o el Blues de nunca más (junto a Jorge Marazu) son canciones que crecen a cada acorde, a cada verso y a cada bocanada de aire (viento de un torbellino sin ojo ni dirección) que las sopla siendo brisa fría que le deja a uno la garganta contraída por un corazón que sube latiendo hasta la laringe. Disfraces, junto a Lucas Masciano, posee un estribillo que se queda en el eco de la memoria del oyente y Alameda, cantada junto a Luis Carrillo, que se erige, junto a Todos los hombres tristes, como mi favorita de un disco, Temporal, que como decía más que temporal es ya, con tan sólo un año y poco de vida, un fijo de mi discoteca.


Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *